Datos personales

Por una Asturies con más puxu. Per ahí per ende, per acá y acuyá, lo nueso, lo d´ayeri y lo de güei

martes, 22 de marzo de 2011

Les propiedaes de La Mar



N´Ast: Dalgunos almiraron la baxamar y otros conformámonos cola pleamar. El puxu la lluna enllena d´esti dí (solo cada 19 años hai una igual) fizo que la marea subiere un pocu más de lo normal. El porréu d´El Cierrón, ya de por si más inundáu qu´años atrás, paecía la mesma canal de la ría La Villa y solo se distinguíen les llendes poles fileres de tamariscos qu´aguanten como puen les cada vegada más toyíes muries d´aparamientu. La Mar reclama lo que yera de so y los que moren na tierra nagüen por qu´estes mareones nun coincidan con lluvia abonda.
En Cast: Algunos admiraron la bajamar y otros nos conformamos con la pleamar. La fuerza de la luna llena de este día (solo cada 19 años ocurre una igual) hizo que la marea subiese un poco más de lo normal. El “porréu” (terreno cerrado por diques y ganado al mar) de El Cierrón, ya de por si más inundado que años atrás, parecía la misma canal de la ría de La Villa/Villaviciosa y solo se distinguían sus límites por la hileras de tamariscos que aguantan como pueden los cada vez más deteriorados muros de contención. La Mar reclama lo que era suyo y los que viven en tierra esperan ansiosos que estas “mareonas” no coincidan con grandes lluvias.

4 comentarios:

OZNA-OZNA dijo...

esta asturiana fuera de su tierrina amada te da infinitas gracias por anegar mi alma de la belleza y magia que emana de nuestra magna tierrina, un besin muy muy grande. ¡¡¡ que grande yes¡¡¡

David Álvarez dijo...

vaya pasada la foto del Cierrón, en mi vida lo había visto así.
un abrazu

Juanin Zaldivar dijo...

Ya veo que tien que llegate la mar al pie de casa pa que te fijes en ella. Los que tiráis pal monte...
Un abrazu

Anónimo dijo...

No nos cuesta nada enseñar coses tan guapes. La verdad ye que estaba espectacular, nunca lo vimos así de lleno. Supongo que influye la marea y que tras varios sabotajes las compuertas que evitaban la entrada de agua ya no funcionan. Y fijámonos muchu en la mar, lo que pasa que el monte tira lo suyo¡¡¡¡
Toño