Datos personales

Por una Asturies con más puxu. Per ahí per ende, per acá y acuyá, lo nueso, lo d´ayeri y lo de güei

martes, 27 de octubre de 2009

Un quesu d´altor (de altura)



N´Ast: Antayeri celebrose en Benia d´Onís el Certamen del Quesu Gamonéu. Esti quesu tien dos variedaes, la del Valle y la del Puertu, siendo esta cabera la más valoriada, algamando los 38 €/kilo, quiciabis de les más cares del mundiu. La torga que tien esti deliciosu manxar ye´l raquíticu númberu de productores, que puen contase colos deos d´una mano, ante dos dificultaes principalmente pa la so ellaboración: por un llau, hai que lu facer nes mayaes y pastos altos de los Picos d´Europa pertenecientes a los Conceyos d´Onís y Cangues, lo qu´enguedeya´l cumplimientu de la normativa sanitaria que desixe la Denominación d´Orixen pal tratu de la llechi, dalgo que l´Alministración Rexional trata resolver montando queseríes d´altor que nun tien ná qu´envidiar a les del valle (nes semeyes la de Belbín). Y, por otru, pa mi lo más grave, nun hai relevu xeneracional, y nun precisamente por culpa´l llobu como munchos quieren facer creyer (cuando nun los había nel Parque Nacional, tamién amenorgaba´l númberu de pastores), si non por dalgo más cenciellu: ye un trabayu duru, muy duru. Pasar seis meses del añu na mayada prácticamente solu y trabayando de sol a sol ye p´axoriar a cualquier y normal que se guete abellugu en xeres más aposentaes. Esperemos que polo menos los ingresos económicos que garantiza afalaguen a dalgún a siguir na fabricación d´esta xoya gastronómica pa que nun quede solu n´alcordanza d´aquellos que llograren tastiala.
En Cast: Anteayer se celebró en Benia d´Onís el certamen del Quesu de Gamonéu. Este queso tiene dos variedades, la del Valle y la del Puerto, siendo esta última la más valorada, alcanzando los 38 €/kilo, quizás de las más caras del mundo. El problema que tiene este delicioso manjar es el escaso número de productores, que se pueden contar con los dedos de una mano, ante dos dificultades principalmente para su elaboración: por un lado, hay que hacerlo en las majadas y pastos altos de los Picos de Europa pertenecientes a los concejos de Onís y de Cangues/Cangas de Onís, lo que complica el cumplimiento de la normativa sanitaria que exige la Denominación de Origen para el tratamiento de la leche, algo que la Administración Regional trata de resolver montando queserías de altura que no tiene nada que envidiar a las del valle (en las fotos la de Belbín). Y, por otro, y para mi más grave, la falta de relevo generacional, y no precisamente por culpa del lobo como muchos quieren hacer creer (cuando no los había en el Parque Nacional, también disminuía el número de pastores), si no por algo más sencillo: es un trabajo duro, muy duro. Pasar seis meses del año en la majada prácticamente solo y trabajando de sol a sol es para espantar a cualquiera y normal que se busque refugio en quehaceres más tranquilos. Esperemos que por lo menos los ingresos económicos que garantiza animen a alguien a seguir en la fabricación de esta joya gastronómica para que no quede solo en el recuerdo de aquellos que pudieron catarla.

4 comentarios:

Gonzalo Alonso Monte dijo...

Toda la razón del mundo. Hace un par de años fui con el grupo de montaña de La Villa y desde Covadonga hasta los Lagos fueron opinando sobre lo devastador que era el Lobo para los pastores y que por culpa de él la gente se iba pa la ciudad.
En muchas ocasiones es mejor no discutir con gente que no atiende a razones y se encoleriza como única respuesta al razonamiento, pero yo que tengo un sueldo a final de mes, un hogar en el que descansar cuando acabo de trabajar y unas vacaciones pa disfrutar creo que es más una cuestión de no estar exclavizado para que los señoritos de ciudad, encima, te digan que el queso es muy caro, jod.. compara la vida de unos y otros y cuentame después si a lo que tienes miedo es al Lobo o a la sociedad.

David Álvarez dijo...

Hola Toño, tienes toda la razón, el problema ye que el trabayu ye muy duro, muchísimo, y por eso como bien dices los pastores de verdad que hacen gamoneu se cuentan con los dedos de una mano. De los otros, de los que dejan las vacas por el monte a miles y no miran pa ellas porque tienen el negocio en Cangues o en la cuenca hay a puñaos, pero esos no hacen quesu ni hacen nada y normalmente son los que mas protestan por los lobos.
Muy bueno el post, como siempre.
un abrazu

Anónimo dijo...

David, Gonzalo y Toño, tenéis una razón como santos, pero santos de verdá los pastores del monte que facen el quesu ´l Puertu

Anónimo dijo...

Desde luego que son Santísimos, lo malo ye la influencia de los que se dicen pastores y no lo son. los auténticos tienen que valorar sus problemas reales pa buscayos solución, no intentar arreglar los de otros que tienen interese distintos. Y como siempre, gracies poles visites y a ver si ayudamos a que sobrevivan los bonos pastores:
Toño